Skip to content

¿Por qué tantas personas creen en algún dios?

January 1, 2014

Esta es una pregunta que seguramente se ha planteado alguna vez todo ateo. Siendo tan pero tan evidente que no puede existir un dios ¿por qué hay tanta gente que se cree eso?

A continuación, algunas de las respuestas:

  1. Por tradición. En su casa desde que era un niño le dijeron que existía un dios, le enseñaron y le obligaron a rezar, le hicieron participar de ritos religiosos, en su entorno todos creían en milagros y esas cosas, quizás también le metieron en una escuela religiosa, le dijeron que el dios le premiaría si se portaba bien o que lo enviaría al infierno si se portaba mal. Si creció en una familia de tradición católica le obligaron (probablemente sin que se diera cuenta y creyera que lo hacía por su propia voluntad) a hacer la primera comunión. Si creció en una familia de tradición protestante entonces debía sí o sí asistir a los “cultos” y todo eso. Resumiendo: desde que nació le metieron esa creencia en su mente.
  2. Por mentalidad infantil. Para los niños todo puede tener una explicación mágica, no hay excepción. Cualquier “explicación” dada por alguien de más edad se toma como verdadera. Los niños pueden creer ciegamente que Papá Noel les trae regalos, o los Reyes Magos, o el Conejo de Pascua, o el Gato con Botas, o Harry Potter, o el Hada de los Dientes, o el Ratón Pérez, o cualquier otro personaje que a alguien se le ocurra inventar. Pueden creer que las brujas se suben a una escoba y vuelan, que el Pato Donald existe en la realidad, que los chanchitos construyeron una casa de paja y el lobo malo sopló fuerte y la casita se cayó, que un hada convirtió a unos ratoncitos en briosos caballos, que una varita mágica convierte todo lo que toca en oro, lo que sea. Si un adulto les afirma algo, por disparatado que sea, y lo afirma con seguridad el niño se lo cree. Y lo cree firmemente. Resumiendo: pasaron los años, ahora ya es adulto, pero sigue creyendo en explicaciones mágicas como cuando era un niño, esa parte de su mente nunca maduró.
  3. Por haraganería. Creer que existe un dios (o más de uno, según la religión de que se trate) es lo fácil, cero esfuerzo, no hay que pensar, no hay que razonar, no hay que investigar, no hay que cuestionar. Nada. Haraganería total. Ante cualquier pregunta la respuesta es “dios”. O “el diablo”. O “la maldad de los hombres”. Muy fácil lo tienen. ¿Por qué llueve? ¿por qué hay sequía? ¿por qué ocurrió el terremoto? ¿por qué se enfermó fulanita? ¿por qué se murió menganito?. Resumiendo: son haraganes y no investigan para saber cuanto hay de verdad y cuanto hay de mentira, ya les dieron la receta cocinada y no necesitan más.
  4. Para tener un papá grande que le resuelva los problemas. La mayoría de las personas puede tener problemas de difícil solución en la vida: económicos, de salud, sentimentales, etc. Entonces tener un papá grande invisible y todo poderoso a quien recurrir cuando ocurren sería algo buenísimo. Le cuentan a ese papá grande invisible sus problemas y creen que todo lo que suceda luego será por decisión de ese papá grande. Y que si ahora les parece malo después verán que no es así porque ese papá grande invisible les quiere mucho y siempre busca lo mejor para ellos. Resumiendo: quieren tener un papá grande invisible todopoderoso que les pueda resolver los problemas cuando los tengan.
  5. Para vengarse de otras personas. La ex-novia a quien tanto amaba lo dejó y se fue a vivir con otro hombre; el patrón vive lujosamente, tiene hermosas mujeres, se da la buena vida, en cambio él gana poco y vive mal; el matón del colegio lo golpeaba y ahora tiene mucho dinero; etc. Resumiendo: Como él no puede vengarse de las personas que le hacen o le hicieron daño sin sufrir las consecuencias entonces traslada la venganza a su dios. Su dios será el en encargado de vengarlo cuando llegue el momento, lo cual siempre ocurrirá: o mientras sus enemigos están vivos o después de muertos, pero el dios seguro que en algún momento lo vengará.
  6. Para vivir mejor alguna vez. Tienen muchos problemas, sean de índole económico, sentimental, o de salud, o tienen algún impedimento físico. Viven mal, ven que otras personas viven mucho mejor que ellos. Sienten envidia y deseos de una mejor vida pero se dan cuenta que es imposible, jamás lo conseguirán, jamás vivirán mejor. Entonces si alguien les dice que después de muertos vivirán felices y no tendrán problemas, que todo será maravilloso, se aferran a eso. Resumiendo: ahora viven muy mal y saben que muy poco o nada puede mejorar la situación entonces la creencia en que después de muertos todo cambiará y serán felices les ayuda a soportar un poco mejor la horrible situación actual.
  7. Para evitar la discriminación. Si un jovencito vive en un entorno donde todos o casi todos creen en algún dios, dudar o negar la existencia de ese dios lo hará objeto de burlas y si no es fuerte físicamente, también posiblemente de golpes. Si eso ocurre en un colegio, quejarse ante la autoridad del colegio de nada le servirá ya que como esa autoridad también es crédula siempre defenderá a los otros crédulos y desde su punto de vista el culpable es el jovencito racional así que decir que cree en el mismo dios que los demás lo liberará de ser discriminado y golpeado. Resumiendo: Si vive rodeado de crédulos y pone en duda lo que los demás creen podrá ser objeto de burlas y de golpes, cuando diga que cree en lo mismo que los demás esas burlas y esos golpes terminarán.
  8. Por miedo a la muerte. Piensan que alguna vez van a morir y ese pensamiento les causa terror. Entonces si alguien les dice que existe un dios que después de muertos los llevará a un lugar muy lindo, se aferran con toda su fuerza a esa creencia. Además, si tienen parientes que ya fallecieron prefieren imaginarlos viviendo en un lindo lugar que enterrados en una tumba con el cuerpo descompuesto. Resumiendo: tienen terror a la muerte y entonces se aferran ciegamente a cualquier creencia que les diga que vivirán eternamente felices.

Conclusión:

Todos los crédulos siempre caen en una (o generalmente más de una) de las categorías anteriores, no hay excepción conocida. Salir de esas trampas mentales y liberarse es muy difícil, muy pocas personas consiguen hacerlo, por eso siempre habrá muchos creyentes en algún dios (sea el dios que sea: la Historia nos muestra que hay miles de dioses entre los cuales elegir), porque eso es lo fácil, no requiere esfuerzo, no requiere investigar, no requiere razonar, no requiere pensar, no requiere buscar explicaciones naturales. Nada. Alguien ya les dijo lo que le gusta y lo que le disgusta al dios de turno, entonces ¿para qué molestarse en buscar la verdad?

From → Religiones

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: