Skip to content

La justicia divina

December 27, 2013

Parece que los crédulos creen en un dios justo … justo para lo que ellos desean.

Una ex-novia mía (muy cristiana ella) me dejó, dijo que nunca más estaría conmigo, que habíamos terminado definitivamente. Me lo dijo a mí, a sus familiares, a sus amistades, a sus compañeros de trabajo y a todos quienes quisieran escucharla.

Intenté la reconciliación pero fue imposible. Su decisión era definitiva.

Entonces por supuesto me busqué otra mujer. Si mi ex-novia no quería estar conmigo pues seguro que habría otra mujer que sí quisiera. Así que empecé a mensajear por celular con una joven hermosa, hermosa en todos los sentidos, y nos llevamos tan bien y coincidimos tanto que decidimos casarnos pronto.

Mi ex-novia, supongo que revisando mi Facebook, se enteró de eso. Primero me escribió un e-mail a mí, después le escribió varios a mi futura esposa, tratando de hacerla desistir del casamiento. Como no lo consiguió entonces empezó a escribirle a todos los amigos y conocidos y familiares de mi futura señora cuyos datos encontró en el Facebook. Les molestaba mañana, tarde y noche, hablando pestes de mí, con la intención de que le hablaran a mi futura esposa y la convencieran de no casarse conmigo.

Por supuesto que la situación de los familiares, conocidos y amigos de mi futura señora era muy desagradable ¿qué tenían que ver ellos en el asunto? ¿por qué mi ex-novia los molestaba un día sí y el otro día también? ¿por qué les hacía pasar por esos malos momentos? ¿acaso iban a solucionar algo? ¿por qué tenían que estar leyendo todo ese veneno?

De eso ya pasó más de un año y medio y ayer me encontré con mi ex-novia y me dijo que: “dios es justo y ustedes dos van a sufrir por todo lo que me hicieron llorar”

O sea que ella me dejó a mí, en forma definitiva según ella misma, pero cuando se enteró que yo me iba a casar con otra mujer … lloró y lloró mucho. Ayer me enteré de eso.

Evidentemente se dio cuenta muy tarde de su error. Modestia aparte, no va a encontrar un hombre mejor que yo, ni cerca siquiera. No está bien que yo mismo lo diga pero la verdad es la verdad.

Cuando comprendió la magnitud de su gran equivocación reaccionó y trató de evitar el casamiento ya programado. Pero no lo consiguió.

Entonces su “dios justo” nos hará sufrir a mi señora y a mí pero por supuesto que a ella no. Todo el daño que causó con sus e-mails y mensajes venenosos no tendrán consecuencias para ella porque su dios a ella no le causará daño, el daño será para mi señora y para mí.

Ella me deja, ella escribe e-mails y mensajes para molestar y hacerle sentir mal a gente inocente, gente que nada tenía que ver en el asunto … pero seguramente su dios ya le perdonó sus malas acciones (que ella seguramente piensa que no fueron malas acciones) y en algún momento (vaya usted a saber cuando) aplicará su “justicia divina” para castigarme.

En fin, como siempre digo, todos los crédulos tienen un dios personalizado, un dios que existe para que ellos se sientan bien.

Es decir: si ellos hacen algo malo, su dios les perdona. Si otras personas hacen algo malo (o algo que ellos consideran malo) entonces ese mismo dios castiga a esas otras personas. Muy conveniente. Muy, pero muy conveniente.

Pero bueno, con los crédulos es imposible razonar, aunque lo intentes ellos jamás entienden razones. Y así es.

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: